Connect with us

TodoMujeres – El portal femenino de Chile

Amantes de gatos vs Amantes de perros

Destacados

Amantes de gatos vs Amantes de perros

Nota 743 veces leída

  • No cabe duda de que las mascotas más cercanas a nosotros son los perros y los gatos. Sin embargo, diversos estudios han demostrado que, cuando existe una predilección por uno de éstos, las personalidades de los amos reflejan similitudes con la  naturaleza de sus mascotas. Entérate de cuáles son las diferencias que más caracterizan a los que prefieren a los gatos y a los que prefieren a los perros.

Por Débora Huentrul

Cuando vivimos en sociedad, siempre estamos advirtiendo las diferencias que nos separan de otros: diferencias raciales, culturales, políticas, deportivas o religiosas. Vivimos en un mundo multi-diverso. Y, aunque a algunos les parezca extraño, estas diferencias también se reflejan en las preferencias por las mascotas. El caso más común es el de la “dog people” y la “cat people”.

Los estudios que analizan la conducta de los propietarios de felinos y canes siempre recaban datos interesantes, demostrando que las personalidades entre unos y otros son, la mayor parte de las veces, muy diferentes entre sí. Y esto se debe a que los amos poseen características que les asemejarían a las de sus mascotas.

Por ejemplo, una encuesta realizada por la página Hunch.com – a 20.000 propietarios de mascotas-, arrojó que los amantes de los perros suelen ser personas amables y extrovertidas, pero más inmaduras e irreflexivas. Mientras que los amantes de los gatos son, en su mayor parte, gente algo más introvertida, independiente y pensativa. La encuesta también demostró que la mayoría de quienes prefieren a los perros tienen un sentido del humor más simple que el de los que prefieren a los gatos, quienes privilegian el humor negro e irónico.

Estos datos no son de extrañar, ya que la actitud de los perros -mucho más juguetona y sedienta de atención- es totalmente opuesta al de los felinos, pues éstos, si bien disfrutan del juego, suelen ser mucho menos complacientes y sumisos. Más independientes.

La senda de los “dogs lovers”

“No me gustan mucho los gatos, ya que son traicioneros y mezquinos. Yo prefiero mil veces a los perros” dice Camila Marambio, estudiante de nutrición y propietaria de dos labradores llamados, paradójicamente, Tom y Jerry.

Camila tiene 23 años y siempre ha tenido perros en su casa. Su madre incluso rescataba perros callejeros cuando vivían en el campo, algo que ahora, por motivos de espacio, ya no puede hacer. Camila se define a sí misma como una persona alegre, deportiva, derrochadora y carretera.

“Me encanta salir a trotar con mis perros, es mucho más divertido. Tengo una conexión muy especial con ellos. Cuando estoy triste, por ejemplo, ellos lo perciben e intentan jugar conmigo para animarme. Son una parte muy importante de mi vida”, explica ella mientras Tom, el labrador café, se sube al sofá para sentarse junto a ella, lamiéndole los dedos.

Rubén Arias, veterinario de la clínica “El Arca”, explica sus impresiones:

“En la naturaleza, los gatos suelen ser cazadores solitarios y activos, sobre todo de noche. Mientras que los perros salvajes son animales sociables que trabajan en grupos, además de ser activos entre el amanecer y el atardecer. Nuestros perros domésticos conservan esta necesidad de interacción social en la medida en que, sin un amo o una familia, un perro se siente infeliz. Por eso los perros se involucran mucho con las personas. Están en una constante necesidad de atención”.

Otros estudios han demostrado muchos amantes de perros suelen ser personas celosas e inseguras en sus relaciones, lo cual se asemejaría mucho a la actitud dependiente de los perros en el plano afectivo.

La senda de los “cats lovers”

“Amo los gatos. Me gustan porque, a diferencia de los perros, son mucho más honestos y auténticos. No te hacen sentir como si ellos fueran algo inferior a ti. Los perros, al menos en mi opinión, parecen casi esclavos de las personas” dice Francisca Riveros, quien, junto con una amiga, comparten un espacioso departamento en el que tienen dos gatos: Charles y Sofía.

“Los gatos tienen personalidades muy complejas, casi humanas” afirma ella “Charles, por ejemplo, es muy cariñoso, siempre está buscando afecto y es algo asustadizo, pero cuando no quiere que lo molesten se echa en las repisas más altas y te observa desde allí. Sofía, por el contrario, es menos afectiva y más observadora. Le gusta que ponga música, con eso se relaja. Me gustan los gatos porque te sientes acogida cuando están ellos a tu al rededor, incluso si no están haciendo nada. Hay algo místico en ellos”

En una encuesta realizada por Petside.com, quedó demostrado que hay más amantes de perros que de gatos. El 74% de los encuestados optó por el perro, versus un 41%  que se decanta por los gatos.

El que los gatos sean mascotas más fáciles de odiar  se debe justamente a su personalidad independiente. Muchos de los propietarios de mascotas no son necesariamente amantes de los animales, ya que preferirían tener solo animales que se ajusten a sus reglas, que les obedezcan. Tal es el caso de los perros, quienes son mucho más amaestrables. Los gatos, por el contrario, no obedecen con facilidad. Ellos ponen sus propias reglas.

“Es un mito eso de que el gato es traicionero” explica Rubén Arias “En mi clínica he conocido a mucha gente amante de los felinos que se complementa muy bien con ellos. Ambos viven bajo el mismo techo en una especie de armonía tácita. La conexión que hace un gato con su amo es diferente al del perro, eso es todo. Ya sea que tengas un perro o un gato o ambos, todo depende de como tú te relaciones con ellos. Si les presionas, si les tratas mal o no les das de comer, ellos podrían irse o traicionarte independientemente de que sea un perro o un gato”

Muchos estudios han demostrado que los amantes de los gatos tienen menos miedo a estar solos y son mucho más maduros, en el sentido de que saben lo que quieren. También suelen seleccionar mejor a sus amistades y tienen una mente mucho más abierta, aunque pueden llegar a ser algo hurañas en ocasiones. Otro dato curioso es que hay más ateos y agnósticos entre los “cats lovers” que entre los “dogs lovers”.

La preferencia por los felinos, sin embargo, suele manifestarse más en las mujeres. Aunque, por alguna razón, la mayoría de los intelectuales y artistas son más amantes de gatos que de perros.

“Sus diferencias son aquello que los hace especiales”

Giselle Arias es estudiante de inglés y siempre ha amado a los animales. Suele recoger gatos y perros heridos o abandonados, anunciarlo luego por facebook y buscarles amos. Tiene perros y gatos en su casa. Dice que ambos son especiales para ella y que no podría decidirse por ninguno:

“Ambos tienen lo suyo. Los gatos son tiernos y divertidos, muy abrazables y hogareños. Los perros buscan mucho afecto, son como niños. Pienso que sus diferencias son aquello que los hace especiales”

En youtube, las diferencias entre los perros y los gatos han sido motivo de muchos videos de humor. Tal es el caso de “Cat-Friend vs Dog- Friend”, en el que dos actores interpretan las actitudes de un perro y un gato con su amo. ¡Muy original!

Estudiante de tercer año de Periodismo en la Universidad de las Comunicaciones UNIACC. Reside en Chile y también escribe artículos culturales en el blog el-lector-indiscreto.blogspot.com

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Destacados

Síguenos en Facebook

Te puede interesar

Etiquetas

To Top
VISITA OTROS SITIOS DE TIMEMEDIA  

Tecnología